Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

lunes, 13 de marzo de 2017

MORIR NACIENDO



Los difuntos son felices...
Son los deudos los que se afligen 
por la persona que murió.

La propia existencia es evidente 
con o sin el cuerpo.

¿Porqué entonces, 
uno debería desear que las cadenas corporales continúen?

¡QUE EL HOMBRE BUSQUE A SU SÍ MISMO SUBYACENTE,
QUE MUERA 
Y QUE SEA INMORTAL Y FELIZ!


Sri Bhagavan Ramana Maharshi

miércoles, 1 de marzo de 2017

GANAPATI MUNI



En 1903 llegó a Tiruvannamalai un gran erudito de sánscrito y sabio, Ganapati Sastri, conocido también como Ganapati Muni, debido a las austeridades que había estado observando.

Tenía el título de Kavya-kantha, (el que tiene poesía en su garganta), y sus discípulos se dirigían a él como nayana (padre).

Era un especialista en la adoración de la Divina Madre.

Visitó a Ramana en la cueva de Virupaksa bastantes veces.

En una ocasión en 1907 le asaltaron ciertas dudas respecto a sus propias prácticas espirituales.

Subió a la colina, vio a Ramana sentado solo en la cueva, y se expresó de la siguiente manera:

«He leído todo lo que hay que leer; 
incluso he comprendido totalmente el Vedanta sastra; 
he hecho japa hasta la saciedad, 
pero hasta ahora no he comprendido lo que es tapas. 
Por consiguiente, he buscado refugio en sus pies.

Por favor, ilumíneme en cuanto a la naturaleza de tapas».




Ramana respondió, ahora mediante palabras: 


«Si uno observa de dónde surge la noción “yo”, 

la mente se absorbe ahí; 

eso es tapas. 


Cuando se repite un mantra, 

si uno observa de dónde surge ese sonido del mantra, 

la mente se absorbe ahí; 

eso es tapas». 


Estas palabras fueron como una revelación para el erudito; sintió que la gracia del sabio le envolvía.

Él fue quien proclamó que Ramana era Maharshi y Bhagavan. 

Compuso himnos en sánscrito en alabanza del sabio, y también escribió el Ramana-gita explicando sus enseñanzas.


LA VIDA DE RAMANA 

viernes, 3 de febrero de 2017

PRUEBA ALGO LA VISIÓN DEL MUNDO? (metáfora de la pantalla)


99 El hecho de que se vea no es prueba concluyente de que el mundo existe exactamente como es imaginado [por el veedor]. De la visión es adecuado inferir solo que hay un substrato en el cual aparece el mundo.
En el primer verso de Ulladu Narpadu Bhagavan dice: «Debido a que nosotros vemos el mundo, es indiscutible que existe una causa primera [substrato o realidad básica] que tiene el poder de aparecer como muchos». En el mismo verso él procede a revelar, a la luz de su propia experiencia, que ese substrato es solo el Sí mismo real, sobre el que están sobreimpuestos los cuatro elementos de la apariencia del mundo, las imágenes de nombres y formas, el alma individual que ve, la pantalla y la luz. El sujeto que ve y el espectáculo visto forman la apariencia impuesta sobre el substrato.
La pantalla iluminada es el substrato. Aquí se sugiere la analogía del cine. Las imágenes, en las cuales está incluido el veedor, vienen y van, pero la pantalla iluminada existe inafectada todo el tiempo.
El poder por el cual la apariencia es sobreimpuesta en el substrato es conocido como maya.
Todo lo que se quiere decir al llamar al mundo «un efecto de maya» es que las cosas no son lo que parecen a aquellos que no han conocido el Sí mismo real como realmente es.
100 Incluso los científicos han probado que las cosas no son exactamente como ellas aparecen [al veedor], pues ellos dicen que los objetos aparentemente sólidos son realmente poco más que espacio vacío.
Los físicos atómicos ahora nos dicen que el átomo no es una partícula sólida, sino un espacio cerrado en el que los electrones están rotando alrededor de un núcleo, compuesto de protones y neutrones, etc. Los electrones rotan a diferentes distancias de los núcleos. Todo el átomo se asemeja así un sistema solar. Que las cosas no son lo que parecen es así indiscutible. Por otra parte, no hay ninguna prueba de que las cosas son lo que parecen ser. De hecho, hay una antítesis entre apariencia y realidad.
Es esto lo que se llama maya, que es la ilusión por la cual la realidad aparece como el mundo, ese espectáculo que se asemeja a un cine.
Debido a esta ilusión hay ignorancia (avidya), la cual opera por medio de la mente que identifica erróneamente el cuerpo como el Sí mismo. Por esta razón la verdad sobre el mundo es un profundo misterio, un misterio que trasciende el intelecto humano, pero no es un misterio para el sabio, el único que es competente para decirnos la verdad como realmente es. El verso siguiente señala esto.
101 Solo el sabio que conoce el substrato de la apariencia del mundo, la realidad, estando firmemente establecido en el estado supremo, es competente para revelar la verdad del mundo.
Por este desconocimiento de esa verdad, el hombre común, que es una víctima de su ignorancia, no puede conocer la verdad sobre el mundo.
102 Cuando la visión está enfocada en el exterior, ¿quién puede conocer la verdad, ya sea del Sí mismo real o del mundo? Pero, con la mente vuelta hacia dentro, el sabio conoce la verdad de ambos por el ojo de la consciencia correcta.
Es con el conocimiento de esta singularidad del sabio como el discípulo tiene que acercarse a él y escuchar su enseñanza.
103 Bhagavan, nuestro Guru, ha dicho: «El mundo se ríe del hombre ignorante, diciendo, “¿Cómo puedes tú conocerme adecuadamente a no ser que te conozcas a ti mismo correctamente?”»

Sri Ramana Paravidyopanishad

sábado, 28 de enero de 2017

AMADO BAGHAVAN (señor)



La mente nace del ego. 

El ego surge del Ser.

(Silencio)

Busca la fuente del ego 

y el Ser se revelará.


(Silencio)

Eso es lo único que permanece.

(Silencio)

El universo tan sólo 

es la expansión del Ser. 

No es diferente del Ser.

(silencio)

jueves, 12 de enero de 2017

CUANDO LLEGARÁ LA GRACIA ?



Entréguese de una vez por todas, y acabe con el deseo.
Existe deseo mientras se retiene el sentido de ejecutor de la acción, 
eso es también personalidad.


Si esto desaparece, se descubre al Yo que resplandece en su pureza...

La esclavitud consiste en el sentido de ser ejecutor de la acción,
 no en las acciones mismas.

"Estad quietos y conoced que Yo soy Dios".

Aquí la quietud es entrega total sin vestigio de individualidad.
Prevalecerá la quietud y no habrá agitación mental.

La agitación mental es la causa del deseo, 
del sentido de ser el ejecutor del acto, 
y de la personalidad.

Y hay quietud si se la detiene...

Allí "Conocer" significa "Ser".


Sri Bhagavan Ramana Maharshi 
(Pláticas inspiradas)

Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi